Noticias

Salud Cáncer de piel: prevención y señales de alerta

24-11-2021

Cáncer de piel: prevención y señales de alerta

En noviembre se conmemora la Semana Nacional que busca concientizar sobre la enfermedad y difundir las pautas de cuidado. La importancia del protector solar, el autoexamen y los controles anuales.


Como cada año, durante la tercera semana de noviembre se conmemoró la Semana Nacional de Prevención de Cáncer de Piel, organizada por la Sociedad Argentina de Dermatología, coordinada a nivel local por la Dra. Nancy Padín.


LALCEC y el Municipio adhieren a la campaña de concientización, que pretende sensibilizar a la población sobre la importancia de protegerse del sol como factor principal para prevenir este tipo de cáncer, uno de los más frecuentes en el ser humano, cuya causa más habitual es la exposición al sol sin protección o a camas solares.


Por ello es tan importante proteger nuestra piel: saber cómo, cuándo y cuánto exponernos a la luz solar.


Se recomienda protegerse con sombrero de ala ancha, camisas con mangas largas, anteojos con filtro UV certificado y en la medida de las posibilidades resguardarse a la sombra, sobre todo de 10 a 16 horas. Es imprescindible usar cremas protectoras solares de calidad reconocida que bloqueen radiaciones UVA y UBV (con factor de protección 30 o más) y reponer cada 2 horas, al salir del agua o al realizar deportes al aire libre.


El cáncer de piel es curable en la mayoría de los casos si es detectado a tiempo, por eso es importante hacerse exámenes propios constantes y visitar al dermatólogo por lo menos 1 vez al año como medida de prevención.

 


Señales de alerta

  • Manchas inicialmente planas rosadas o rojizas, ásperas al tacto y que se vuelve cada vez más rugosas o escamosas. Se ven especialmente en la cara, en el dorso de las manos, en el labio inferior y en las orejas.
  • Aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo.
  • Lastimaduras en la piel que no cicatrizan a pesar de un tratamiento correcto.
  • Herida sangrante, costrosa, no provocada por un traumatismo previo.
  • Un lunar que cambia de coloración, sus bordes se vuelven irregulares, es asimétrico y crece (generalmente de tamaño superior a 6 mm).
  • Un lunar que pica o se inflama.


Ante la aparición de alguno de estos síntomas es conveniente la consulta a un especialista.

 

Más información en la web y redes sociales de la Sociedad Argentina de Dermatología.

 

 

 

Dejanos tu comentario

Más Noticias

Nuestras redes sociales

Programas
Verte +